¿Puedo usar grava o rocas al aire libre en un acuario?

[ad_1]

Mint Images / Steve Prezant / Getty Images

Un acuario adquiere un encanto personalizado si su fondo está cubierto con piedras que usted mismo eligió. Sin embargo, usar su propia grava o piedras en el fondo del acuario conlleva algunos riesgos inherentes si no prueba primero las piedras. La composición de la roca posiblemente podría cambiar la dureza y el pH del agua de una manera que dañe a los peces. Las piedras recolectadas al aire libre también pueden estar cubiertas con contaminantes que pueden afectar el agua del acuario.

Los expertos tienen opiniones encontradas; muchos argumentan que, a menos que sea un experto en identificar la composición de las rocas, es mejor ir a una tienda de mascotas y comprar rocas y sustratos que se hayan considerado seguros para el uso en acuarios. Sin embargo, otras autoridades creen que el uso de grava y piedras recolectadas es aceptable, siempre que siga las instrucciones sobre cómo probarlas para descartar componentes peligrosos.

Cómo probar rocas

El principal peligro de usar su propia grava y piedras al aire libre en un acuario es la posibilidad de que contengan calcio, lo que puede alterar el pH del agua del acuario. Pero antes de realizar la prueba, asegúrese de lavar también las piedras a fondo para eliminar toda la arena suelta y los contaminantes.

La prueba de calcio puede ser tan simple como colocar unas gotas de vinagre en la roca o grava que está considerando usar. Si el vinagre (una sustancia ácida) burbujea o hace espuma en la roca, no lo use. La reacción química que está viendo indica que la piedra contiene calcio.

Otra forma de probar rocas y grava es colocar las piedras lavadas en un balde, completamente sumergidas en una pequeña cantidad del agua que usas en tu acuario. Pruebe el pH y la dureza inicialmente, y luego deje reposar el agua con rocas durante una semana y vuelva a probar. Si hay un aumento significativo, estas rocas o grava causarán problemas en su acuario.

Rocas para evitar, rocas para usar

Las rocas que se deben evitar son aquellas que son muy calcáreas, lo que significa que tienen una gran cantidad de calcio. Además, siempre evite las rocas de bordes afilados que pueden dañar a sus peces.

Las rocas a evitar incluyen:

  • Conchas o corales triturados (estos no son ideales para la mayoría de los tanques de agua dulce, pero pueden usarse para tanques de cíclidos africanos, donde se desea un pH más alto y una dureza del calcio).
  • Caliza
  • Geodas
  • Mármol
  • Dolomita

Las rocas más seguras incluyen:

  • Granito
  • Cuarzo
  • Pizarra
  • Roca de lava (tenga en cuenta los bordes afilados, especialmente con peces que tienen barbillas sensibles, como la especie Cory).
  • Ónix y vidrio esmerilado
  • Arenisca (pruebe siempre antes de usar, ya que puede contener trazas de piedra caliza).

Muchas gravas y rocas tienen una mezcla de minerales, incluso en la misma piedra. Incluso si cree que ha identificado correctamente una piedra como un mineral seguro, pruebe siempre para estar seguro.

Dónde encontrar rocas al aire libre

La grava y las piedras pulidas al aire libre se pueden recolectar al aire libre. Pruebe las playas del océano y las orillas de los lagos, en lechos de lavado en seco o a lo largo de las orillas de arroyos y ríos. Sin embargo, evite recolectar piedras de lugares bajo el agua, especialmente en ambientes protegidos, ya que remover piedras puede perturbar los hábitats nativos de los que dependen los peces silvestres y la vida vegetal.

También puede comprar piedras para exteriores de una variedad de fuentes:

  • Empresas de paisajismo que venden rocas de río lisas y otros agregados
  • Centros de jardinería y viveros
  • Centros de mejora del hogar con departamentos de jardinería

Todas estas fuentes pueden proporcionarle rocas y grava atractivas y económicas. Solo recuerde tener cuidado al hacer sus selecciones y siempre pruebe las rocas o la grava antes de usarlas en su acuario.

[ad_2]

Deja un comentario

close